36

LA FORTALEZA 

DE LAS 

VIRTUDES

L

os retos de los Maestros del siglo XXI, son muy 
diferentes a los que se enfrentaron los Maes-
tros del siglo XX. En el siglo anterior, sobre todo 
en su primera mitad, el respeto era una de las 

m谩ximas principales. En casa, ante la ausencia del pa-
dre que se encontraba trabajando, la madre de familia 
ejerc铆a la disciplina de una forma f茅rrea.

Las 贸rdenes y las costumbres las dictaba la jefa de fa-
milia y no hab铆a argumentos que valieran la pena, lo 
m铆nimo ante una r茅plica con la madre de la casa era 
una mirada que dejaba al ni帽o con el cargo de concien-
cia de haber hecho algo muy malo y que por lo tanto 
deber铆a de enmendarlo de alguna forma.

Este tipo de respeto que se tra铆a desde la casa, se 
trasladaba a la escuela y el orden por lo tanto era a 
un nivel que ahora en estos tiempos es casi imposi-
ble de creer. Las filas a la hora de entrar a clase por la 
ma帽ana o despu茅s del recreo eran con el mayor de los 
respetos.

Este tipo de ense帽anza fue la educaci贸n que tuvieron 
los seres humanos que ahora son los abuelos, y que 
todav铆a alcanzan a darle soporte a familias enteras 
que sin la conducci贸n de esos gu铆as de la moral y las 
buenas costumbres no se dar铆a de ning煤n modo.

Las cuatro virtudes que veremos en esta ocasi贸n se-
r谩n la de la sabidur铆a, la paciencia, la mesura y la man-
sedumbre. Tan solo el repasarlas mentalmente nos 
hace dudar que por lo menos las 煤ltimas tres se pue-
dan descubrir en los alumnos que se nos han puesto a 
nuestra disposici贸n para educarlos.

CAP脥TULO II

rEflExionEmos

Fo

to: F

reepik/kues1