44

para padres de familia desde 
el sentido de corresponsabili-
dad del proceso educativo del 
alumno鈥. 

De aqu铆 surgi贸 el proyecto de 
formaci贸n para padres de fa-
milia, titulado 鈥淟a familia como 
primer sal贸n de clases鈥 y el 
establecimiento de itinerarios 
formativos para los miembros 
de la comunidad distrital, as铆 
como la intenci贸n de darle con-
tinuidad y sistematizaci贸n a 
las experiencias formativas ya 
existentes en el distrito (cursos 
de verano, diplomados y expe-
riencias locales de formaci贸n). 

Por su parte el XIII Cap铆tulo Dis-
trital, el m谩s reciente, constitu-
y贸 los siguientes compromisos 
capitulares en materia de for-
maci贸n: 

鈥淐rear un Centro de Forma-
ci贸n de formadores, Herma-
nos y seglares (Cfr. Cap. Gral. 
45 Prop. 28), precisando ubi-
caci贸n, responsable y recur-
sos鈥.

鈥淚mplementaci贸n del itinera-
rio formativo propuesto por 
la MEL, en vinculaci贸n con las 
Universidades del Distrito鈥.

Adem谩s de estos compromisos 
capitulares, el Modelo Educati-
vo Lasallista de nuestro distrito 

publicado en el 2007, se帽ala a 
la 鈥渆ducaci贸n continua鈥 como 
uno de los principios que rigen 
la Misi贸n: 鈥渃onciencia de la ne-
cesidad de educaci贸n y conti-
nua construcci贸n como perso-
nas鈥 (MEL, 2007 p.18), no solo 
de los educandos, sino de todos 
los miembros de la comunidad 
educativa distrital. 

El Modelo Educativo propone 
un cambio de paradigma: 鈥渄el 
paradigma de la ense帽anza al 
paradigma del aprendizaje鈥, 
de un distrito que ense帽a a un 
distrito que promueve el apren-
dizaje鈥 Pero no solo nos preo-
cupa el aprendizaje de los alum-
nos, al cambiar de paradigma 
y centrarnos en el aprendizaje, 
茅ste nos preocupa en tres nive-
les: el aprendizaje del alumno, 
el aprendizaje del educador y el 
aprendizaje organizacional鈥︹ 
(Cfr. MEL 2007 p. 29).

El mismo Modelo Educati-
vo promueve una cultura que 
facilita la formaci贸n en cada 
centro y a nivel distrital, me-
diante la diversificaci贸n de las 
estrategias de formaci贸n, la 
creaci贸n de estructuras y los 
tiempos necesarios para lograr 
el aprendizaje profesional (Cfr. 
MEL 2007 pp. 32-33).

Como podemos ver, la forma-
ci贸n sigue estando presente en 

el discurso y la reflexi贸n no solo 
a nivel distrital, sino tambi茅n 
regional e internacional.

Recientemente, durante el mes 
de octubre de 2016, el Centro 
Internacional Lasaliano (CIL) 
llev贸 a cabo una sesi贸n deno-
minada 鈥淔ormaci贸n Lasallista 
para la Misi贸n鈥, en donde se 
congregaron 41 participantes, 
representando a 20 distritos de 
las 5 regiones que conforman 
el Instituto, con la intenci贸n de 
reflexionar sobre lo que se est谩 
haciendo en cuanto a la forma-
ci贸n para la MEL y hacia d贸nde 
debemos avanzar.   

En un primer momento los re-
presentes de los diversos dis-
tritos tuvieron la oportunidad 
de exponer su experiencia de 
茅xito en materia de formaci贸n. 
Se constat贸 que todos los dis-
tritos realizan grandes esfuer-
zos para formar a los miem-
bros de sus comunidades. Ser铆a 
interesante conocer a profun-
didad alguna de esas expe-
riencias formativas, sobre todo 
aquellas en las que el contexto 
tiene algunas similitudes con el 
nuestro, como son las que rea-
lizan los distritos de: Centroa-
m茅rica-Panam谩, Antillas-M茅-
xico Sur y Distrito ARLEP. 

Posteriormente durante la par-
te de iluminaci贸n, se cont贸 con 
la presencia de varios ponentes 
que provocaron la reflexi贸n y 
di谩logo por grupos ling眉铆sticos. 
Estas son algunas de las ideas 
que detonaron el di谩logo y que 
es importante resaltar y consi-
derar a la hora de planear, or-
ganizar y llevar a cabo alguna 
experiencia formativa local o 
distrital:

鈥 La escuela lasallista, labo-

ratorio de fraternidad... La 
fraternidad, tal como la vivi贸 
Jes煤s, aparece como el 煤nico 

Para quE la EscuEla marchE biEn